Descubren que árboles “muertos” dan vida a los bosques